Mundial Sudáfrica 2010

El poder de la mente

Comparte esta noticia »
30/06/2010

España progresa adecuadamente en Sudáfrica. Se presenta a los exámenes finales tras recuperar el suspenso en su primer parcial y aprenderse la lección. Su juego ha crecido porque su mente está preparada. Y cuando la cabeza funciona, los músculos responden a los estímulos y el físico mejora. Tras el fallo ante Suiza, los jugadores se encontraron en un escenario inesperado. Les costó digerir el mal trago. No imaginaban sufrir tanto agobio y ansiedad ante Honduras y Chile. Pero superaron el peor momento y comenzaron otro Mundial, el verdadero, el de los cruces, el de los choques a vida o muerte, el de los campeones. Está en cuartos, el mínimo exigible para los campeones de Europa. Un cruce maldito y un rival, Paraguay, abnegado pero muy inferior, al menos par de escalones por debajo.

Ante Portugal, el equipo de Del Bosque ya fue otro. Sin hacer su mejor partido, recuperó sus buenas sensaciones. Hasta Luis Aragonés, que había previsto un duelo más luso, confesó estar "sorprendido". Tocó mucho mejor, más rápido y más profundo. Su dominio se tradujo en ocasiones. Eduardo, el portero portugués, estuvo soberbio, pero faltó tanta pegada que se corre el riesgo de caer en la 'Villadependencia'. Sergio Ramos fue un puñal, Puyol un seguro, Piqué estuvo imperial y Capdevila tiró de experiencia. Las ayudas de Xabi Alonso y Busquets, sobresalientes.  Cristiano quedó reducido a la nada. Iniesta participó, Xavi gobernó el centro del campo, Villa se lo guisó y se lo comió...Sólo Torres y el dubitativo Casillas, incapaz de atajar el Jabulani juguetón, dejan interrogantes, incertidumbres, temores fundados.

El primer porque no está a tono físico. Le falta chispa. Controla mal y define peor. Abre huecos magníficos para Villa pero la selección mejoró de forma notable con Fernando Llorente. El peso de las 'vacas sagradas' es enorme, el 'Niño' es el autor del gol que nos hizo campeones y su crédito es infinito, pero Del Bosque debe replantearse su titularidad. Quizá sea mejor dejarle en el banquillo y sacarle la media hora final, con el rival roto de tanto perseguir balones y sombras. ¿Qué tal Silva entre las líneas guaraníes? Y a Iker hay que mantenerle porque siempre respondió y es un número uno. Pero se debe despojar de una enorme presión que le atenaza. Sufre, resopla como nunca.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
| Comparte esta noticia »
Opina

* campos obligatorios


Listado de Comentarios

el autor

Ignacio Tylko

Ignacio Tylko rss

El enviado especial a Sudáfrica nos cuenta en primera persona las vivencias y el ambiente que se vive en la zona con la llegada del Mundial

rss